How to Use CBD to Quit Smoking — Is CBD the Solution?

Al corriente por Drop CBD

Dejar de fumar es difícil, y la ciencia detrás de por qué es tan difícil dejar de fumar es cristalina: la nicotina es adictiva. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1.100 millones de personas fuman en todo el mundo. Es por eso que fumar es la principal causa de muerte prevenible en el mundo. Entonces, ¿cómo puedes usar cannabidiol (CBD) para dejar de fumar?

Para dejar de fumar con éxito, tendrás que abordar tanto la adicción como los hábitos y rutinas que la llevan. Pero se puede hacer. Con el apoyo adecuado en forma de CBD y un plan para dejar de fumar, cualquier fumador puede patear la adicción, sin importar cuántas veces hayas intentado pero hayas fallado antes.

Sí, de hecho, CBD tiene el potencial de ser o es la siguiente gran manera de romper los hábitos de fumar.

Desde hace mucho tiempo, el cannabis ha sido considerado una "droga de abuso". Sin embargo, en el pasado reciente, un número creciente de investigaciones ha indicado que la planta en sí o sus compuestos son beneficiosos en el tratamiento de las adicciones. Cannabidiol cuenta con propiedades que actúan como una intervención para trastornos adictivos. En particular, el CBD es una ayuda para dejar de fumar.

 

¿Cómo afecta el tabaco a la salud pública?

Según un informe publicado en 2014 por la Organización Mundial de la Salud, el tabaco contiene más de 7.000 sustancias químicas. De ellos, se sabe que 250 causan daños a la salud y 69 se encuentran entre las principales causas de cáncer.

  • Pérdidas económicas y muertes por fumar: Según otro estudio publicado por la OMS, el tabaco sigue siendo la principal causa de muerte prevenible en todo el mundo. El tabaco es responsable de matar a 6 millones de personas en todo el mundo cada año. Al mismo tiempo, también causa una pérdida económica que se estima en más de medio billón de dólares.
  • Problemas de salud debido al tabaco: Según este informe, el tabaco puede causar problemas médicos como dificultad para respirar, asma, infecciones respiratorias, cáncer, enfermedades coronarias, ataques cardíacos, accidente cerebrovascular, ceguera, enfermedad pulmonar, osteoporosis, cataratas, fracturas de cadera, enfermedad vascular, infertilidad e impotencia.
  • Intentos de dejar de fumar por parte de la gente: Para apoyar aún más esta afirmación, el último informe publicado por el Sistema Mundial de Vigilancia del Tabaco muestra que hay aproximadamente 1.300 millones de fumadores en todo el mundo. De ellos, alrededor de 25 millones han hecho al menos un intento de dejar de fumar en algún momento de su vida.

 

¿Es la adicción a la nicotina o el hábito del tabaco?

La adicción a las drogas es una enfermedad crónica. Los expertos ven la adicción como una enfermedad cerebral. Además, la adicción al tabaco es una forma de adicción que tiene una de las tasas de cese más bajas. La adicción a las drogas es una enfermedad cerebral recurrente que conduce a una situación en la que la búsqueda y el uso compulsivo de drogas se apodera de la vida de una persona de vez en cuando. Esto afecta el consumo, lo que conduce a consecuencias perjudiciales no sólo para el individuo adicto, sino también para los que le rodean.

Según la sabiduría convencional de nuestra sociedad, la adicción al tabaco es más o menos igual a los efectos farmacológicos de la nicotina. Cuando se trata de la drogadicción en general y la adicción al tabaco en particular, el problema puede atribuirse a un trastorno del cerebro causado por un agente farmacológico, que, en términos laicos, se define como un hábito.

Además, este hábito se desarrolla con el tiempo y no por los efectos de la sustancia, sino, en cambio, debido a los comportamientos involucrados en la búsqueda y el consumo de la sustancia en particular. Con el tiempo, se hace cada vez más difícil corregir estos hábitos. Además, las tasas de cese del tabaco por medios farmacológicos son angustiosamente bajas. 

Por lo tanto, está muy claro que el tabaco resulta ser adictivo, pero el hecho de que contenga nicotina es probablemente el aspecto menos significativo de eso. Es el hábito, que generalmente se desarrolla con el tiempo, lo que hace que sea tan difícil de corregir y mejorar el comportamiento de uno. 

Como seres humanos, desarrollamos hábitos basados en nuestro comportamiento cotidiano. Y, cuanto más arraigado está el hábito, más difícil se vuelve cambiarlo. Además, la versatilidad y la generalización hacen que el hábito de fumar sea difícil de corregir.

 

¿Cómo se puede usar el CBD para tratar la adicción al tabaco?

Hay una amplia evidencia disponible para demostrar que los cannabinoides ayudan a combatir la adicción. Múltiples estudios han demostrado que el CBD y los productos a base de cannabis pueden ayudar a combatir la adicción al alcohol, la adicción al tabaco y la adicción a los opiáceos.

Si eres adicto al tabaquismo, los productos cbdanos como un vapeo pueden ayudar a reducir los antojos, lo que te lleva por el camino del éxito con respecto a dejar de fumar.

Un estudio de 2018 mostró que el CBD redujo el sesgo de atención. El sesgo de atención es responsable de los pensamientos obsesivos que ocurren con la adicción. También se puede utilizar para predecir el éxito de una persona cuando intenta dejar de fumar.

 

El sistema endocannabinoide juega un papel importante

El sistema endocannabinoide es un sistema de comunicación bioquímica que existe en cada ser vivo. Ayuda a mantener la homeostasis del cuerpo. Este sistema juega un papel importante en la adicción, haciendo creer a la gente que la adición de cannabis y o CBD puede reducir las conductas adictivas y la adicción en general al tabaquismo o al consumo de nicotina.

El cannabis y el CBD pueden ayudar a disminuir y aliviar muchos de los siguientes síntomas asociados con la abstinencia del tabaco: ansiedad, dolores de cabeza, temblores, sudoración excesiva, irritabilidad y cambios de humor, dificultad para dormir y trastornos gastronómicos.

 

CBD para dejar de fumar, ¿qué tiene la investigación en la tienda?

En el pasado reciente, el University College de Londres llevó a cabo dos estudios interesantes sobre el papel del CDB en dejar de fumar.

El primer estudio, que se publicó en 2013, dio a los fumadores dependientes un inhalador de CBD, mientras que a otros fumadores se les administró un inhalador de placebo para usar cada vez que sintieron la necesidad de fumar. Los investigadores encontraron que aquellos que utilizan un inhalador de CBD redujeron su consumo de cigarrillos en un 40 por ciento, a diferencia de los que usan un placebo.

Por lo tanto, se especuló que drogas como el CBD alteran el sistema endocannabinoide y son un tratamiento eficaz para la adicción a la nicotina.

Otro estudio aleatorizado doble ciego que se llevó a cabo en 2018, dio a algunos fumadores dependientes 800 mg de CBD mientras que otros recibieron placebo. A continuación, se mostraron "señales de tabaco pictóricas" a los participantes en busca de signos de abstinencia, antojos, frecuencia cardíaca y presión arterial.

Encontró que la 'agradable' de las señales de cigarrillos se redujo en el grupo que recibió CBD en comparación con el grupo placebo.

 

Cómo usar CBD para dejar de fumar

Usted puede consumir CBD en una variedad de formas. Mientras que algunas personas prefieren ingerir tinturas CBD por vía oral, otros prefieren vapear. Hay toneladas de productos CBD disponibles. Todos vienen con su propio conjunto de características, y sus efectos varían de individuo a individuo. Pero, en general, la mayoría de ellos ayudarán a dejar de fumar.

 

Palabras finales

Dejar de fumar es difícil y no es la taza de té de todos, sin embargo, donde hay un voluntad, existe el camino.

Afortunadamente, hay muchos productos de CBD de alta calidad disponibles que se han sometido a pruebas de laboratorio y están libres de todas las partículas extrañas.

Si eres adicto al tabaquismo o al tabaco, considera añadir un poco de CBD a tu rutina diaria y ver qué efectos positivos tendrá en tu calidad de vida y salud.

Fuente: https://straininsider.com